Cree en grande.
CONMEBOL

La Celeste ofrece un triunfo a su afición antes de partir a Rusia

La Celeste ofrece un triunfo a su afición antes de partir a Rusia

Uruguay derrotó 3-0 a la selección de Uzbekistán en un amistoso disputado este jueves en el mítico estadio Centenario de Montevideo, en la depedida de la Celeste antes de su debut en el Mundial de Rusia 2018.

Los goles uruguayos fueron de Giorgian de Arrascaeta (31’), Luis Suárez (de penal, 53’), y José María Giménez (72’).

Los dirigidos por Óscar Washington Tabárez -que fueron recibidos por los hinchas con un mosaico a lo largo del estadio que formaba la palabra Uruguay- partirán el próximo sábado rumbo al Mundial de Rusia, donde integran el Grupo A con Arabia Saudí, Egipto y el país anfitrión.

Aunque Uruguay comenzó el partido presionando y apostando a las jugadas ofensivas, con al menos tres llegadas al campo uzbeko durante los primeros 15’ minutos, Uzbekistán se recuperó rápidamente y sorprendió con un buen dominio del balón.

Sin embargo, a los 31’ minutos el volante del Cruzeiro brasileño, Giorgan De Arrascaeta, abrió el marcador para poner fin a la impaciencia de los aficionados, deseosos de gritar un gol de la Celeste.

La jugada comenzó con una recuperación del delantero del Barcelona, Luis Suárez, que robó un balón en la mitad de la cancha y envío un pase largo para Edinson Cavani.

'El Matador' eludió al portero, lo dejó atrás y devolvió el balón al área, donde esperaban Suárez y De Arrascaeta.

Suárez, que recibió incómodo la pelota, le cedió a De Arrascaeta -mejor perfilado- la posibilidad de rematar al arco con un potente disparo.

El gol dio una bocanada de aire a Uruguay, que se mostraba hasta el momento impreciso con el balón y en aprietos tras algunas llegadas aisladas de los dirigidos por Timur Kapadze.

A los 52’ minutos, el árbitro del partido, el brasileño Raphael Claus, pitó penalti a favor de Uruguay por una mano dentro del área del defensa Rustam Ashurmatov.

Suárez fue el encargado de ejecutarlo y de poner el 2-0 con un disparo potente que reventó la red del portero Eldor Suyunov a los 53’.

El tercer gol de la Celeste llegó a los 72’ luego de un córner de Carlos Sánchez, centrocampista del Monterrey Mexicano, que centró el balón para que el zaguero del Atlético de Madrid José María Giménez ganara en las alturas y sentenciara el 3-0 con un cabezazo.

De esta manera, la Celeste carga en sus maletas el optimismo de su afición que comienza a Creer En Grande con su seleccionado, de cara al Mundial de Rusia.

 

 

AFP / CONMEBOL.com