Cree en grande.
CONMEBOL

Micale: "Brasil aprendió a lidiar con la presión de la medalla de oro"

Micale: "Brasil aprendió a lidiar con la presión de la medalla de oro"

Brasil aprendió a lidiar con la presión de conseguir la medalla de oro, advirtió este lunes el técnico de la seleçao, Rogério Micale, al analizar el partido contra Honduras por las semifinales del fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Rio-2016.

"Las cosas no salieron al principio de la forma como esperábamos. Hubo un momento de críticas pero el equipo las soportó y se fortaleció, y aprendió a lidiar con la presión de la medalla, especialmente la de oro", dijo Micale en rueda de prensa en el Maracaná, escenario del choque el miércoles.

Micale reconoció en la 'H' a un seleccionado "extremadamente rápido en el contraataque", que hace gala de tener "buena fuerza física" y trabaja "con dos líneas muy juntas, la primera con cinco, y la otra con cuatro".

"No está en la semifinal porque sí. Es un equipo bien trabajado, que eliminó a Argentina con un empate, que venció a Corea del Sur [en cuartos], un equipo muy bueno. Tienen derecho a soñar con la final así como lo hacemos nosotros", reconoció el timonel.

"Brasil sabe de la importancia de esa medalla, de pasar a la final", remarcó Micale al advertir que Honduras tratará de jugar "con los nervios de nuestro equipo".

"Nos van a transferir esa responsabilidad y tendremos que hacer un juego con mucha paciencia", analizó.

Micale, que antes de iniciar el torneo se declaró abiertamente "Neymardependiente", valoró la entrega del '10 y reconoció que su producción futbolística mejoró con el paso de los días luego de la inactividad por vacaciones desde finales de mayo.

"Neymar es un futbolista con mucha responsabilidad, que asumió ese protagonismo muy joven y su madurez es inherente al crecimiento que ha tenido", puntualizó.

Brasil y Honduras se enfrentarán el miércoles en el Maracaná a partir de las 16H00 GMT y el ganador disputará la medalla de oro de Rio-2016 contra el vencedor del duelo semifinalista entre Alemania y Nigeria.

 

 

 

AFP