Cree en grande.
CONMEBOL

Perú y su última escala triunfal al anhelo mundialista

Perú y su última escala triunfal al anhelo mundialista

La selección de Perú vive un momento más que esplendido en las #EliminatoriasCONMEBOL, rompiendo cualquier paradigma. Tres triunfos consecutivos ubican al cuadro incaico en zona de clasificación directa, cuando restan dos fechas para el final, que hacen soñar a todo un país con el boleto al Mundial de Rusia 2018, después de 36 años de ausencia.

Pareciera que el despertar de Perú en el Clasificatorio llegó justo a tiempo, después de resultados alternos supo recomponer las piezas con base de una mezcla entre experiencia y juventud, para forjar esta gran remontada que lo deja al tiro del próximo mundial.

El equipo Bicolor no participa de un Mundial desde España 1982, una de las etapas más dulces del fútbol peruano con jugadores como Julio César Uribe; Juan Carlos Oblitas o el propio Teófilo Cubillas, que hicieron vibrar a toda Sudamérica con su calidad.

Hoy ese mismo capítulo dorado puede repetirse, gracias a la fortaleza y perseverancia del plantel, que dio triunfos categóricos para afianzarse en la tabla de posiciones: Perú venció 2-1 a Ecuador en el mismo Atahualpa, dando el zarpazo que lo deja en la cuarta posición – clasificación directa-, ese resultado estuvo respaldado por sus dos anteriores victorias contra Uruguay y Bolivia por el mismo marcador en su fortaleza de Lima.

-El combo perfecto-

La banda roja tuvo su primer combo perfecto en la fecha 7, hace casi un año atrás, cuando tomó aire en la altura de La Paz superando a Bolivia 3-0 en el Hernando Siles, y derrotando en el Estadio Nacional de Lima a su par de Ecuador 2-1.

Después de empatar contra Argentina y caer contra Chile, una victoria estratégica e impulsora contra Paraguay – un rival directo-  en el estadio Defensores del Chaco por 4-1, oxigenó las aspiraciones y el sueño empezó a tomar color.

La histórica escalada peruana tuvo su mayor empuje con la remontada ante Uruguay en el nacional de Lima, cuando el encuentro se volvió cuesta arriba con un gol del charrúa Carlos Sánchez, el indomable goleador inca Paolo Guerrero tomó las riendas y guio al equipo hacia un triunfo bisagra, que se dio con el tanto del expeditivo Edison Flores.

De ahí volvió el combo perfecto, en la fecha 15 y 16, La Verde fue víctima de la eficacia incaica y terminó perdiendo 2-1. El mismo resultado lo volvió a trasladar en Quito, la Tri no pudo con Perú y cayó de local.

Un total de 13 puntos de los últimos 18, una eficacia que le permite hoy ubicarse con 24 puntos en zona de clasificación directa y a tan poco de clasificar al Mundial de Rusia del año siguiente.

-Ojos de tigre-

Perú encontró el efecto necesario en la sapiencia del técnico argentino Ricardo Gareca, un hombre abocado a desarrollar lo motivacional del jugador. Con buen tino ornamentó la vigorosidad de la sangre nueva de la selección peruana con la experiencia.

La capitanía de Paolo Guerrero (33 años) y la fortaleza de Jefferson Farfán (32), son tal vez los puntales del plantel del ‘Tigre’ Gareca. Sumando a los nuevos valores como Edison Flores; Raúl Ruidiaz, Christian Cueva o el mismo André Carrillo.

“Estamos haciendo historia, pero todavía nos falta muchísimo”, opina el capitán Guerrero sobre las victorias conseguidas.

Un equipo compacto, armónico y que mantiene su propia cadencia, la selección de Perú, cerca del cielo, pero manteniendo los pies sobre la tierra: “Tenemos una manera de jugar, tenemos algo definido y buenos jugadores. Eso es importante para la selección peruana en este tramo final. Vamos paso a paso", refiere Gareca, con respecto al buen momento del cuadro Bicolor.

"Tenemos la materia prima. Tenemos jugadores realmente buenos desde cualquier punto de vista y sabemos que podemos contar con ellos”, siguió el estratega, fiel a su estilo cauteloso, sabiendo que faltan aún dos complejas jornadas – Argentina (V) y Colombia (L)-, donde nada está escrito. Sin embargo, nadie le quita el sueño a la nación peruana, que quiere ver a su seleccionado en un Mundial, tras 36 años de ausencia.

 

CONMEBOL.com