Cree en grande.
CONMEBOL

Venezuela: Mariana y un gol para siempre

Venezuela: Mariana y un gol para siempre

Hace seis meses, Mariana Speckmaier era una joven de 18 años que soñaba con jugar fútbol profesional en los Estados Unidos y entrar a la carrera de Administración de Negocios y Finanzas. Pero un día sonó el teléfono de su casa en Florida y esa llamada cambió sus planes. 

Mariana retrasó su ingreso en la universidad para entregarse a la nueva y desconocida aventura que le proponían. Hoy la apuesta rindió frutos: su nombre entró en los libros de historia por haber firmado el primer gol de Venezuela en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA. 

Aquella tarde, del otro lado de la línea telefónica estaba José Cayota, seleccionador juvenil de Venezuela, que buscaba a su padre. “Mi hermana Paulina había jugado con ellas en el Campeonato Sudamericano Sub-20 de 2014, así que el entrenador me conocía por ella. Siguió mis partidos en EEUU y luego llamó a mi padre preguntándole si quería jugar. ¡Yo dije que sí!”, relata a FIFA.com después de su debut en Papúa Nueva Guinea 2016 ante Alemania, donde cayeron 3-1. 

Nacida y crecida en Florida, pero con sangre venezolana por vía paterna, en un inicio le resultó complicado adaptarse. “Me costó integrarme a un equipo donde las jugadoras ya venían jugando juntas desde hace mucho tiempo. Por suerte, en estos seis meses las conocí mejor y ahora puedo decir que me siento bien con ellas”.  

Con un buen final
Durante ese periodo adverso, su hermana estuvo ahí para ella y la tranquilizó con sus consejos. “Paulina me advirtió que al principio iba a ser difícil, porque, a final de cuentas, es muy distinto jugar en Estados Unidos y luego ir a Venezuela, donde hay un estilo diferente. Pero también me dijo que me diera la oportunidad, porque, después de todo, iba a ser posible. A pesar de que hay algunas barreras por el idioma, iba a tener grandes momentos y experiencias increíbles”, recuerda la número 18.  

El esfuerzo y la paciencia rindieron frutos ante Alemania, donde un pase filtrado al área la dejó a las puertas de la historia deportiva de su país. Encaró a la arquera Carina Schlueter, que le dejó descubierto el lado izquierdo de su arco, y la venció por abajo con más colocación que potencia. “Es difícil explicarlo ahorita mismo. Simplemente se siente increíble haber anotado el primer gol de Venezuela en un Mundial Sub-20, justo en mi primer juego para mi país”, relata sobre su debut soñado. 

Y aunque el resultado final fue adverso y Venezuela no pudo sumar sus primeros tres puntos de la competición, a la Vinotinto aún le quedan tiempo y partidos para corregir y continuar en la carrera. “No tuvimos suerte a la hora de anotar. Tuvimos muchas oportunidades al frente, pero hicimos lo mejor que pudimos y ahora vamos a tener que analizar lo que pasó y mejorar para el siguiente partido”, finaliza Mariana, ya con la mente puesta en la próxima cita: México.

 

Fuente: FIFA.com

Fotos: FIFA.com